notas1121

La empresa está formada por diferentes personas que interaccionan en un medio común. Por tanto, la realidad impone diversos conflictos ante los cuales se contraponen estrategias que posibilitan el fortalecimiento de las relaciones y que las partes implicadas puedan llegar a un acuerdo, esto repercute positivamente en la cohesión del grupo. El líder cuenta con los siguientes “tips”:

1. Emplear la escucha activa: en situaciones conflictivas, las partes implicadas suelen rebatir antes que escuchar, por lo que juzgan las razones de la otra persona bajo su punto de vista sin empatizar. El responsable debe asegurarse de que ambas partes tienen la oportunidad de dar su opinión sobre el tema que les preocupa. Una forma de actuar como mediador es hacer preguntas abiertas, controlar las emociones y ser tolerante.

2. Lidiar con el conflicto de forma colaborativa: durante la sesión ambos participantes deben analizar el problema desde la perspectiva de la otra persona y buscar soluciones en común. También puede monitorizarse la incidencia para evaluar su progreso.

3. Definir unas reglas de comportamiento: se trata de explicar cómo perjudica a la empresa el conflicto entre compañeros y determinar las consecuencias que tendría la repetición de una conducta inapropiada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta