rsz 494348369 3

La superabundancia de información, de comunicación nos apabulla a diario. Pero hay un reto permanente que es el aprender. Para compartir esta meta se propone:

No ponerse límites. La rica vida de Leonardo Da Vinci, es un ejemplo de quien puede ser considerado desde pintor hasta arquitecto. Parecería que lo mejor es no centrarse en un tema para ver un horizonte más amplio.

Aprender a fracasar. Cuando se intenta hacer cosas que no se conocen, o incluso en las que eres experto, la posibilidad de fallar siempre estará presente.

Entender que es un proceso. No termina cuando obtienes un título, no pasa cuando trabajas en proyectos específicos.

Tomás Alva Edison, probó 1.000 maneras de no inventar un foco antes de conseguirlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta